Hoja de Consejo sobre la Mucositis (Llagas en la Boca) Y Cuidado Oral

OncoLink
Ultima Vez Modificado: 17 de enero del 2012

Share article


Imprima English

La mucositis puede ser llamada llagas en la boca, mucositis oral, o a esofagitis. Puede extenderse en severidad de molestia y rojez en la boca y/o encías a llagas abiertas que pueden causar que un paciente no pueda comer o beber. Los pacientes que reciben radiación al área de la cabeza y del cuello o aquellos que están recibiendo ciertos tipos de quimioterapia están a riesgo de desarrollar la mucositis.  Otras causas de la mucositis incluyen infección, deshidratación, cuidado pobre de la boca, terapia de oxígeno, uso excesivo del alcohol y/o del tabaco, y carencia de proteína en la dieta.

La mucositis oral conduce a varios problemas incluyendo dolor, problemas alimenticios como resultado de la inhabilidad de comer y/o beber, y riesgo creciente de infección debido a las llagas abiertas en el revestimiento de la mucosa de la boca y garganta. Tiene un efecto significativo sobre la calidad de vida de los pacientes y puede limitar la dosis (que requiere una reducción en dosis subsecuentes de la quimioterapia y/o radioterapia).

Las señas y síntomas de la mucositis incluyen:

  • Boca y encías rojas, brillantes, o hinchadas
  • Sangre en la boca
  • Llagas en la boca o en las encías o lengua
  • Molestia o dolor en la boca o la garganta
  • Dificultad al tragar o hablar
  • Sensación de sequedad, de quemazón leve, o de dolor al comer los alimentos
  • Placas blancas, suaves, o con pus en la boca o lengua
  • Moco creciente o saliva más gruesa en la boca

Hable con su equipo de cuidado médico de oncología sobre su riesgo de desarrollar mucositis.  Pacientes a riesgo para la mucositis deben tener cuidado oral/de la boca para ayudar a prevenir la mucositis y cuidado especial para ayudar a la boca y garganta sanarse si desarrollan la mucositis.

Sugerencias para un plan de cuidado oral:

Hay una variedad de cosas que usted puede hacer para prevenir las llagas en la boca, o reducir al mínimo el dolor o malestar y promover la curación si ocurren las llagas:

  • Chequee su boca completa dos veces al día usando una linterna pequeña y un palito para la lengua (paleta de lengua). Si usted usa dentaduras, quíteselas y examine debajo de las dentaduras postizas. Divulgue cualquier cambio en el aspecto, el gusto o la sensación a su oncólogo o enfermera.
  • Enjuague su boca suavemente (enjuague, haga gárgaras y escupa) antes y después de las comidas y a la hora de dormir con:
    • Agua salada (1 cucharadita de sal de mesa en un cuarto (32 onzas) de agua o
    • Enjuague de sal y soda (media cucharadita de sal y 2 cucharadas de bicarbonato en un cuarto (32 onzas) de agua tibia
  • Use un cepillo de dientes de cerdas suaves después de las comidas y a la hora de dormir.  Dejar el cepillo de diente en agua caliente puede ablandar aún más las cerdas. Si aún causa dolor, utilice cepillitos de diente de espuma (pero estos no son tan eficientes como un cepillo de cerdas suaves o súper-suaves). 
  • Utilice una pasta de diente no abrasiva (o mezcle una solución de 1 cucharilla de bicarbonato en 2 tazas de agua). Evite las pastas de dientes que contienen ingredientes adicionales tales como blanqueadores.
  • Mantenga los labios húmedos con humectantes labiales (como Chapstick® o Blistex®). No utilice la vaselina o jalea de petróleo (la base aceitosa puede promover la infección).
  • Evite los productos que pueden irritar la boca y las encías:
    • No utilice los enjuagues comerciales y aquellos que contienen alcohol.
    • Limite el uso de hilo dental. NO use hilo dental si sus plaquetas están bajo 40,000
    • No utilice las esponjas de limón o de glicerina o cepillos de dientes sin cerdas suaves.
  • Realice cambios dietéticos para prevenir las llagas en la boca, disminuir el dolor y malestar, y promover la curación.
    • Aumente los fluidos que toma durante el día. Intente de beber 3 cuartos de líquido al día, a menos que su oncólogo o enfermera le pida que no lo haga.
    • Incluya los alimentos altos en proteína tal como las alubias (habichuelas) secas, aves de corral, huevos, mantequilla de cacahuete (maní), carne, pescados, y productos lácteos, tales como leche, queso y yogur (el yogur griego es más alto en proteínas que los otros).   Suplementos alimenticios como Ensure® y Boost® pueden también proveer calorías y proteínas.
    • Evite los alimentos calientes, picantes, grasientos o fritos.
    • Evite el alcohol.
    • Evite las frutas y los jugos agrios tales como naranjas, limones, limas, cales y tomates como estos pueden ser muy ácidos. Trate en lugar de estos los albaricoques, las peras o los melocotones.
    • Evite los alimentos duros o ásperos tales como los panes tostados o crujientes, las galletas, los vegetales crudos, las papas fritas, las tortillas de maíz duras y los pretzels.
    • Evite las bebidas carbónicas.
    • Coma siempre que usted tenga hambre, aunque no sea la hora de comer.
    • Coma comidas más pequeñas, más frecuentes a través del día, más bien que tres comidas grandes. Crea un ambiente agradable al comer para estimular su apetito.
  • Precauciones especiales de tomar con las dentaduras.
    • Limpien sus dentaduras diariamente.
    • Quítese las dentaduras durante la noche y siempre que sea posible para exponer las encías al aire.
    • Las dentaduras que quedan mal pueden irritar la boca y las encías y no deben ser usadas.
    • Si las llagas en la boca son severas, no use las dentaduras.
  • No fume cigarrillos, cigarros o pipas. No use tabaco sin humo (tabaco de masticar, rapé).

¿Cuándo debo llamar a mi doctor?

Las llagas en la boca no se deben ignorar, puesto que pueden causar que la persona disminuya el consumo de los alimentos y líquidos, pueden ser una fuente de infección, y pueden causar dolor y malestar.  Llame a su doctor inmediatamente si usted tiene cualquier uno o más de los siguientes:

  • rojez o brillantez en la boca que dura por más de 48 horas.
  • cuando usted primero nota cualquier tipo de corte o llaga en la boca.
  • sangrado por las encías.
  • dificultad o dolor con el comer o tragar.
  • temperatura oral sobre 100.4° F, escalofríos o sudores.
  • pérdida de 5 libras o más de peso desde que las llagas en la boca comenzaron.

¿Cómo se tratan las llagas en la boca?

Las llagas en la boca generalmente se sanan por sí mismas.  Continuando de tener cuidado oral bueno puede ayudar a promover el proceso de la curación rápida.  Si el dolor en la boca está interfiriendo con el comer o tragar, su oncólogo puede prescribir un enjuague oral que entumezca temporalmente la boca o un medicamento oral para el dolor. Además, si la pérdida de peso debido a la disminución del consumo de alimentos y de líquidos es una preocupación, usted puede ser referido a un nutricionista.  En caso de necesidad, su oncólogo puede decidir retrasar los tratamientos hasta que las llagas en la boca se han curado.

Si usted tiene cualquiera pregunta sobre las llagas en la boca, o necesita información y dirección adicionales, pregunte a su doctor o enfermera.

Imprima English

Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información