Finales del cuidado de la vida

OncoLink
Ultima Vez Modificado: 2 de octubre del 2012

Share article


Imprima English

¿Qué es el Hospicio?

Cuando se agotan las opciones del tratamiento y la salud del paciente deteriora, los médicos deben reintroducir al paciente y a su familia al concepto del hospicio. Contrario a la opinión común, el hospicio no es un lugar físico o una localización donde se envía un paciente, es mas una filosofía que un paciente y su familia abrazan y siguen. La palabra hospicio viene de la palabra latina “hospitium” que significa la casa de huésped. Proviene originalmente de la costumbre medieval de recibir a los peregrinos religiosos que estaban enfermos y cansados de sus recorridos, o heridos durante su peregrinaje, proveyéndoles descanso y comodidad en su viaje. No era hasta los años 60 que un médico británico, el Dr. Cicely Saunders, comenzó la idea moderna del hospicio y fundó el Hospicio de San Cristóbal cerca de Londres. Un hospicio contemporáneo, sin embargo, ofrece un programa de cuidado completo y comprensivo a los pacientes y a sus familias. Puesto que es una filosofía, el hospicio se puede lograr dondequiera incluyendo con el paciente en su casa. El hospicio le pone estrés a metas de cuidado paliativas más bien que al tratamiento. El enfoque está en mantener la calidad de vida y de relevar los síntomas tales como el dolor, la ansiedad, la disnea, el malestar, y la depresión más bien que recibir quimioterapia adicional, análisis de sangre, y estudios radiográficos. El hospicio procura afirmar la vida y enseñar que la muerte es una parte normal de la vida.

Algunos pacientes tienen miedo que el hospicio pueda acelerar la muerte. Sin embargo, el hospicio ni la acelera ni la pospone. El hospicio proporciona solamente un servicio individualizado al paciente y a su familia de modo que cada uno pueda prepararse para la muerte inevitable y para que la muerte pueda ser digna y noble. El cuidado del hospicio se centra en mejorar o mantener una buena calidad de vida durante la fase final de la vida.

¿Cómo trabaja el hospicio?

El cuidado del hospicio es proporcionado por un equipo de gente compuesto generalmente de un médico, enfermeras, trabajadores sociales, consejeros, un clero religioso, y voluntarios entrenados. Trabajan en una colaboración que se centra en las necesidades del paciente que se muere y de su familia. Los médicos son los que prescriben las medicaciones - más comúnmente medicaciones para el dolor, o las medicaciones para luchar contra la depresión, la ansiedad, el nerviosismo, la disnea, el estreñimiento, o la diarrea. El doctor dirige el cuidado del paciente. Las enfermeras registradas o las enfermeras prácticas licenciadas pueden proporcionar visitas caseras regulares de modo que el paciente no tenga que ir al hospital o a la clínica. La enfermera se comunica con el doctor e le informa al médico de cualquier cambio médico en la condición del paciente. Los efectos secundarios de las medicaciones y la progresión de la enfermedad se determinan y se asegura la supervisión medica. La enfermera puede también proporcionar servicios expertos tales como cuidado de alguna herida y del catéter intravenoso. Proveedores de cuidado caseros se pueden arreglar para ayudar a los pacientes con vestirse o con su higiene. Los consejeros y los trabajadores sociales ayudan a la familia entera a lidiar con la situación emocionalmente y sicológicamente. Los encargados del caso pueden arreglar para que las necesidades médicas puedan ser mandadas a los pacientes a su casa, por ejemplo los vendajes y la gasa. Los pacientes pueden requerir a menudo que una cama de hospital y/o una bacinilla portátil sean instaladas en su hogar para hacer que sus actividades diarias simples sean posibles. Los voluntarios ofrecen una distracción y cambian el enfoque para el paciente y la familia, así como sirven para subir el espíritu y el moral.

Ayuda para la familia

Muchos hospicios entienden que las necesidades de los que cuidan de los pacientes son a menudo tan grandes como las necesidades del paciente. La pena del cuidador y la señal de socorro emocional no termina con la muerte del paciente. Por esta razón, algunos hospicios pueden proporcionar ayuda continuada para los cuidadores por un año completo después de la muerte de su ser querido. La mayoría de los hospicios organizan a grupos de consuelo después de una pérdida y de ayuda para cualquier persona que experimentó tal pérdida. Además, algunos hospicios pueden proporcionar ayuda con el planeamiento financiero para un entierro que es a menudo costoso. Los miembros privados de la familia están a menudo mal equipados para organizar los arreglos fúnebres y los voluntarios del hospicio son a menudo instrumentales en estas negociaciones.

Religión

El hospicio no se afilia con ninguna religión. Tampoco es una parte de cualquier esfuerzo religioso. Proporciona simplemente cuidado médico, emocional, espiritual, y sicológico para el fin de vida de cualquier forma que sea más beneficioso para el paciente y su propia familia. Los servicios del hospicio nunca interferirían con las convicciones religiosas o la creencia de cualquier paciente. Se anima a todos los pacientes que busquen recursos que harían el resto de sus vidas más cómodas y simples. Por lo tanto, la evocación de la participación del clero no se debe considerar una alternativa al cuidado del hospicio, sino un adjunto a ella.

Cuándo considerar el hospicio

Esto es una decisión altamente personal y se debe conferir con el equipo de cuidado medico, la familia, y los amigos. Es la responsabilidad del equipo de cuidado medico introducir el concepto del hospicio temprano en el curso de la enfermedad mientras que el paciente pueda expresar sus opiniones y deseos. El paciente, la familia, o el médico, pueden solicitar información sobre el hospicio o aún una visita de referido tan pronto como se diagnostique la enfermedad. Cuando el paciente quiera moverse desde un plan agresivo para su tratamiento a una meta de confort y relevación de los síntomas, el cuidado real del hospicio puede ser iniciado. Sin embargo, algunos pacientes se presentan tarde en el proceso de la enfermedad y los tratamientos de beneficio fuera de aliviar los síntomas pueden no estar disponibles y el hospicio se puede introducir en ese momento. Los pacientes deben entender que estar de acuerdo con el hospicio no significa que el doctor se “ha dado por vencido” con el paciente. Significa simplemente que las metas del cuidado han cambiado de la terapia a aliviar los síntomas. El médico todavía tiene un papel activo de jugar en el proceso del hospicio y debe estar tan involucrado en el cuidado implicado del paciente como el o ella era durante la fase del tratamiento.

No resucitar (DNR)

La orden de no resucitar (DNR, por sus siglas en ingles) significa que un paciente no desea perseguir medidas heroicas en la resucitación de su vida en una situación de emergencia. Generalmente esto significa que no quiere recibir ningunos choques eléctricos o que le pongan máquinas artificiales para mantenerlo vivo. No hay requisito legal que los pacientes tengan una orden de DNR firmada a la hora de su admisión en un programa del hospicio. Sin embargo, una vez que un paciente haya aceptado el concepto del hospicio, un DNR es una progresión lógica.

Costo

El hospicio es reservado para los pacientes que tienen una esperanza de vida limitada -- la mayoría de las fuentes de reembolso requieren una esperanza de vida de seis meses o menos. La mayoría de los pacientes que usan el cuidado del hospicio están sobre la edad de 65 y por lo tanto califican para los Beneficios del Hospicio de Medicare en los Estados Unidos; el Medicare cubre la mayoría de los aspectos del cuidado del hospicio. Para ésos más joven de 65, muchos planes privados de salud tienen una cierta disposición para el hospicio. Lea su póliza cuidadosamente, pues hay probablemente algunas provisiones para los temas sobre el final de vida. El Medicaid actualmente cubre el cuidado del hospicio en 41 estados. Aunque los pacientes no tienen cobertura del hospicio, la mayoría de los hospicios proporcionarán el cuidado para las personas usando dinero de donaciones o de caridades donadas en la comunidad.

¿Unidireccional?

El abrazo de la filosofía del hospicio no es un “boleto unidireccional”. Si la condición de un paciente mejora y la enfermedad entra en la remisión, el paciente puede ser descargado del hospicio. Verazmente, esto es raramente el caso, pues la decisión para entrar en el hospicio es compleja y una opción deliberada. Además, la decisión para entrar en el hospicio se toma en consideración con el equipo incluyendo los proveedores de cuidado medico, el paciente, y la familia trabajando juntos. Sin embargo, las excepciones ocurren y un paciente puede decidir dejar un programa del hospicio en cualquier momento.

Imprima English
News
Cancer patients who disenroll from hospice also likely to incur higher Medicare costs

Sep 29, 2010 - Patients with cancer who disenroll from hospice are likely to experience increased hospitalization rates and higher Medicare expenditures than those who remain enrolled in hospice until death, according to a study published online Aug. 30 in the Journal of Clinical Oncology.



Blogs and Web Chats

OncoLink Blogs give our readers a chance to react to and comment on key cancer news topics and provides a forum for OncoLink Experts and readers to share opinions and learn from each other.




OncoLink OncoPilot

Frente a un nuevo diagnóstico de cáncer o de cambiar el curso de su tratamiento actual? Deje que nuestro personal de enfermería cáncer que ayudan a pasar!

Más información