Consejos para manejar los problemas con el sueño (insomnio)

OncoLink Team
Ultima Vez Modificado: 13 de abril del 2016

OncoLink Tip in a Minute

¿Qué es el insomnio?

El insomnio, o dificultad con el dormir, es un problema común para los pacientes con cáncer. Puede presentar como dificultad para dormirse, o múltiples despertares durante la noche o temprano en la mañana con la incapacidad de volver a dormir. El insomnio puede conducir a fatiga, problemas con la memoria o concentración, perturbaciones del estado de ánimo y trastornos psiquiátricos.

¿Cuáles son las causas del insomnio?

  • Factores de riesgo incluyen: historia personal o familiar de insomnio, depresión, ansiedad, edad avanzada y sexo femenino.
  • Causas pueden incluir: medicamentos, hospitalización reciente o prolongada, quimioterapia, radiación o terapia hormonal, dolor, calores, náuseas y vómitos.
  • Causas fácilmente modificables incluyen: programa de sueño irregular, exceso de tiempo pasado en la cama, tomar siesta, participar en actividades en la cama que interfieren con el sueño (ver televisión o leer) y expectativas irreales del sueño.

¿Cómo se debería tratar el insomnio?

  • Trate la causa subyacente del insomnio, incluyendo dolor, nausea, depresión y calores.
  • Una combinación de medicamentos y terapia psicológica pueden ser beneficiosos para alivio de corto plazo.
    • Medicamentos hipnóticos se utilizan comúnmente, pero pueden resultar en efectos residuales al día siguiente, riesgo de dependencia e insomnio de rebote cuando se paren.
    • Estos medicamentos no se deben tomar más de 2-4 semanas y no se deben mezclar con otros agentes sedantes o con alcohol.
  • Medicamentos de venta libre "ayudantes para dormir" deben utilizarse con precaución.
    • Muchos de estos agentes contienen antihistamínicos, que pueden causar somnolencia, pero pueden ser menos efectivo que los medicamentos recetados y pueden tener efectos secundarios adicionales.
  • Productos herbales sin receta tales como, la melatonina, kava kava y la valeriana deben utilizarse con precaución.
    • Son productos naturales que no son necesarios someterse a las mismas pruebas rigurosas como los medicamentos recetados. Sus efectos secundarios e interacciones con otros medicamentos o condiciones médicas no son bien entendidos.

Tratamientos no farmacológicos

  • Asocie irse a la cama y al dormitorio con el dormir, establezca una rutina de hora de acostarse y un ciclo regular de dormir-despertar.
    • Use la cama para dormir y actividades sexuales solamente.
    • No vea televisión, lea o coma en la cama.
  • Vaya a la cama sólo cuando tenga sueño.
    • Si no puede caer dormido/volver a dormirse de nuevo después de 20 minutos, salga de la habitación y regrese cuando se sienta con sueño.
  • Trate de no dormir una siesta. Cuando sea necesario, límite las siestas a 30 minutos y no después de las 3:00 pm.
  • Utilice técnicas de relajación, como respiración profunda, estiramiento, meditación u oración antes de dormir.
  • Un baño caliente, un vaso de leche tibia o una taza de té de manzanilla antes de acostarse puede ayudar a inducir un estado de descanso.
  • Evite el exceso de alcohol- puede causar cansancio inicial, pero luego lleva a sueño fragmentado.
  • Evite la cafeína, las comidas pesadas o picantes y alcohol durante 4 a 6 horas antes de acostarse.
  • El ejercicio (tan poco como 20 minutos, tres veces por semana) puede promover dormir mejor, aunque esto no debe ser hecho muy cerca de irse a la cama.
  • Mantenga un ambiente oscuro, tranquilo, fresco y cómodo para el sueño.
  • Reduzca la ansiedad.
    • Si tener un reloj cerca causa ansiedad, quítelo o póngalo donde esté más oculto.
    • Sea realista sobre los requisitos de sueño y manejar el insomnio

Para obtener más información profunda sobre el insomnio, vaya al enlace de Resumen de insomnio en OncoLink.